Puesta en marcha de una nueva unidad de negocio e post-merger integration de activos de infraestructuras de telecomunicaciones en Francia y Suiza
“La expansión internacional del cliente a distintas geografías europeas fue un reto que obligaba a diseñar un modelo de éxito que permitiera industrializar una metodología de integración adaptada a la cultura y legislación de cada país”
Reto
El modelo de negocio de compra y alquiler de torres de telecomunicaciones de operadores de infraestructuras a operadoras de telecomunicaciones se desarrolla en EEUU para posteriormente extenderse a Europa. El modelo nace de la necesidad de las teleoperadoras de generas flujos de caja para poder invertir en nuevas tecnologías (p. ej. 5G). Para ello, se desprenden de activos tales como las torres de comunicaciones.

En este contexto, un operador de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas español aspira a liderar sector en Europa. Para ello, sigue un ambicioso plan de expansión geográfica inorgánico basado en la adquisición de activos a operadoras de telecomunicaciones en distintos países. 
Solución
Nuestra colaboración empieza una vez conseguida la operación de adquisición. Es entonces cuando surge la necesidad de constituir una empresa local para integrar y operar las infraestructuras cedidas, manteniendo los estándares de calidad, la eficiencia y la rentabilidad que obtienen en sus mercados consolidados y adaptándose a las necesidades y los retos locales del sector. 

El trabajo realizado se centró en acelerar la creación de las capacidades de la nueva empresa local, asegurando la integración de los activos en tiempo y forma con el fin reforzar la relación con el partner estratégico y facilitar la coordinación entre las áreas corporativas y locales. Así mismo, definimos una metodología específica replicable en las futuras operaciones de integración en nuevas geografías con el fin de industrializar el proceso.
Beneficios para la organización
El proyecto tubo gran éxito por cumplir los plazos acordados en los contratos de transferencia sin ninguna incidencia grave en los primeros meses de gestión de los activos, evitando penalizaciones por incumplimiento de contratos y acelerando la gestión y rentabilización de las torres adquiridas.